Cualquiera sea su edad, los niños exitosos tienen una cosa en común: aprenden tanto dentro el aula como cómo fuera de ella..